SUSCRIBIRSE AL BLOG

miércoles, 8 de abril de 2015

RECUERDOS EN PLATA VIEJA...

     Hoy vamos a recuperar todos esos marcos que andan por casa, en cajones escondidos y que por ser cada uno de un color, forma y tamaño  no pegan mucho unos con otros y acaban escondidos y olvidados.





      No importa el material del que están hechos,  cuanto más dispares en forma y tamaño mejor será el resultado final.

        El primer paso es la limpieza y el lijado cada pieza, aparte de quitar todos los restos nos aseguramos un mejor agarre de la pintura. 


      Una vez todos preparados comenzamos a darles una base en color negro mate, para que cuando procedamos al plateado sobresalga este desde abajo y de una impresión de plata antigua.






     Dejamos secar al menos ocho horas, no es necesario dejar un acabado perfecto, es mas, si aplicamos la pintura a brochazos luego las pequeñas hendiduras  al secar le darán textura y un efecto mas antiguo a los marcos.


      Para el siguiente paso aconsejo utilizar la brocha mas vieja y con el pelo mas duro que tengamos, simplemente vamos a pasar una patina  por encima con brochazos largos, rápidos y empapando muy poco las puntas de la brocha quitando siempre el sobrante en la misma tapa, yo he usado este producto comprado en unos grandes almacenes del bricolaje.


      Cuanta más cantidad de plateado pongamos, más se nos aclarara el color de la pieza y mas brillo conseguiremos, en este caso queremos un color mas bien oscuro que se adapte a la habitación donde van a ir colocados.





     Con esta técnica y cambiando solamente el color base de los marcos conseguiremos efectos muy diferentes, por ejemplo, si el fondo elegido es el blanco nos quedara un efecto perla muy brillante idóneo para paredes oscuras y si queremos un color plata mas real y eléctrico usaremos como base tonalidades de azul oscuro.




      Una vez dejado secar este segundo color procedemos a ponerles y pequeño gancho igual para todos para su posterior colgado.

       Para el resultado final, pueden utilizarse laminas o fotos en blanco y negro (lo mas idóneo), los más sentimentales como en mi caso utilizaremos esas  fotos que han significado algo importante en algún momento de nuestras vidas, también podemos utilizar trozos de papel pintado, telas o técnicas como el "decoupage", "Transfer" de imágenes o docenas de posibilidades que dejo a la elección de cada uno.

     Así a quedado mi composición, podemos utilizar cuantos marcos queramos, y extendernos en la pared lo que nos apetezca, pero intentando siempre hacerlo con un cierto orden, simetría, equilibrio y coherencia. Espero os guste.




















No hay comentarios:

Publicar un comentario