SUSCRIBIRSE AL BLOG

sábado, 23 de enero de 2016

Hagasé la luz...

Hoy vamos a hacer un reciclaje en toda regla, con todos los trozos y restos del taller voy a intentar hacer algo de utilidad y con algo de diseño propio. Voy a utilizar trozos de palé, un muelle de una silla antigua, puntas y clavos y material eléctrico estilo vintage. También voy a probar  ya que lo veo cada vez mas la técnica del "transfer" para decorar un poco el trabajo y personalizarlo. 



En primer lugar hay que unir los trozos de maderos, encolarlos e introducir unas espigas para una mejor sujeción.  








Lo primero de todo es hacer agujeros en todas las piezas para introducir las espigas, hay que hacer que coincidan y aconsejo una plantilla con un trozo de folio, van unidas desde dentro de manera y se eligen las mejores caras  para el exterior de la lampara ya que serán las que se ven.





 Una vez unidas y encoladas solo queda esperar a que sequen bien y yo me he ayudado de unos sargentos para formar un cubo perfecto y que las piezas no se muevan nada.




 Tras casi 48 horas de espera, se quitan las sujeciones y se procede al lijado del cubo resultante, hay que dejar las superficies bien lisas y preparadas para el "transfer".

Las imágenes seleccionadas son sacadas de un buscador de Internet, me ha sorprendido la gran variedad que hay. Muchas ya vienen preparadas para imprimir directamente pero otras muchas hay que darles efecto espejo para evitar sorpresas desagradables (Lo digo por experiencia propia) .



El líquido para la transferencia y dado que no tenia mucha idea de hacer esto es el primero que encontré en Internet, también el mas barato ya que era principalmente para pruebas. 


Pues empezamos con el proceso, yo vi un tutorial primero porque andaba un poco liado, el caso es que le di el liquido tanto en el dibujo como en la madera, una capa finita y bien estirada y presione con una esponja para sacar las posibles burbujas de aire.

También me encontré con este truco que me pareció interesante y lo aplique para no tener que esperar todas las horas que ponía en el bote, simplemente era poner un papel de horno encima del papel y planchar haciendo mucha presión y con la temperatura al máximo.




Una vez bien seco y tras un par de horas (me evite la espera de las 24 que me aconsejaban) comencé a humedecer el papel y a ir retirando la celulosa con movimientos circulares y la yema del dedo, salia perfectamente y el mismo papel al blanquearse es el que pedía mas humedad.



 Decir sobre la imagen que para mi gusto era demasiado pegote y pesada, así que seguí quitando en la zona del sello mas oscurecido hasta que desapareció, me ayude también de una lija finita.


Pues ya decorado el cubo empezamos con la instalación eléctrica de la lampara, con una broca de madera del numero 8 hice un talado de lado a lado para pasar el cable. Para la sujeción de la bombilla me pareció perfecto un muelle antiguo ya que me daba la sensación a primera vista que estaba hecho para ello. Eso si le pinte en negro para que conjuntase con las imágenes y quedara todo mas uniforme. 



Aquí os dejo también el esquema eléctrico para montar el interruptor:




He elegido un cable trenzado y forrado en tela que creo de iba muy bien al estilo de la lampara, el casquillo le encontré casualmente en un gran almacén pero es estilo antiguo y me gusta mucho, y lo demás con piezas normales que tenia en el taller y se pueden encontrar fácilmente en cualquier ferretería.

Pues con un poquito de todo aquí el resultado final, una lampara original y exclusiva...






3 comentarios:

  1. Precioso trabajo, super creativo e ingenioso, cuanto juego dan los palets, me encanta lo que has hecho.

    ResponderEliminar
  2. Precioso trabajo, super creativo e ingenioso, cuanto juego dan los palets, me encanta lo que has hecho.

    ResponderEliminar